SERIES Y PELÍCULAS

SERIES Y PELÍCULAS

Tendencias en producciones audiovisuales

4 de marzo de 2024

"¿A qué nos enfrentamos? A unas industrias audiovisuales con ganas de crecer en América Latina. Una oportunidad gigante en América Latina de exportaciones no tradicionales vía servicios que generan además una frugalización de servicios enorme".

Latinoamérica se consolida en el mundo de las producciones audiovisuales con puestas de nivel internacional, donde se destacan tanto las virtudes natuarles de la región y su gente, como el profesionalismo de los trabajadores del sector.

Conocedor de esta industria y de sus necesidades logísticas y de comercio exterior, Juan Diego Álzate, Director Ejecutivo Maximum Consulting y miembro del grupo de expertos globales de la ICC, nos comparte detalles sobre la actualidad de la región en el mundo de estas grandes realizaciones, así como de las herramientas claves del comercio exterior que hacen posible realizarlas de modo competitivo y con la dinámica que exige este exigente y particular rubro.

¿Cómo se posiciona actualmente Latinoamérica en el mercado internacional de producciones audiovisuales?

Colombia, Argentina, México, con los años generaron ventajas competitivas en producción de televisión y cine. Actualmente se encuentran productoras de primerísimo nivel, como por ejemplo Telemundo en México, que hoy es un "monstruo audiovisual" con cabezas en Estados Unidos y en América Latina, más allá de su país de nacimiento. Y a ese mismo nivel han nacido compañías productoras en Colombia, en Argentina y en otros países.

Por supuesto, Europa siempre las ha tenido, como también existen en Oriente, con un cine y televisión cada vez de mejor nivel y, de alguna manera, occidentalizados.

En América Latina ya hablamos de niveles globales, ya no es sólo Hollywood el que hace buenas cartas en el rubro.


¿Cuál es el aporte latinoamericano a este tipo de producciones?

Latinoamérica ofrece un casting muy interesante. Hay exuberancia natural. Por ejemplo, en Bogotá, Colombia, se puede contar con todos los climas, lo que a los productores les permite, muy cerca de la ciudad, "falsear" escenas de Miami, respetando el color, la naturalidad, etc.

Estamos hablando grandes ventajas competitivas que se replican en otros países, donde la más importante de todas es sin dudas el diferencial productivo país.

Ya que no es lo mismo un dólar o un euro en Londres, en términos de capacidad adquisitiva, que en Argentina, Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, en cualquier país de Latinoamérica, donde por lo menos se duplica.

Entonces, cuando usted va a América Latina, que está lleno de gente capacitada como cableman, productores, actores, es muchísimo todo lo que hay aquí. La capacidad exportadora se duplica porque no tenemos la misma productividad. Entonces, otra razón más por las cuales las casas internacionales quieren hacer cine y televisión desde México hasta Argentina.

Además, los temas latinos venden. La belleza latina vende. Las historias, sobre todo la realidad latina, vende. Y eso ha hecho que haya un boom de cine y televisión en América Latina.


¿Podrías describir algunas de las particularidades que presenta el comercio exterior para estas grandes producciones?

Claro que sí, miremos cómo funcionan esos intríngulis de la magia.

Por ejemplo, no está permitido importar ropa usada en ningún país, sin embargo, cuando en una película el actor está por asesinar a alguien y la siguiente escena se filma en otro país, es necesario contar con la camisa que tenía puesta en la escena anterior para asegurar la "continuidad", como la llaman los directores, productores y artistas del rubro.

Necesitamos esa camisa de la escena, así como todos los elementos necesarios para generar dicha continuidad.

Entonces, cuando empezamos a hacer producción de cine y televisión, el principio general de las fichitas empieza a cambiar. Hay que llevar unas flores secas que están en la continuidad. ¿Flores secas? ¿El estatuto aduanero me lo permite? ¡El actor lleva 40 maletas de ropa!

Cambian las lógicas, con requerimientos que en la vida cotidiana no se ven.

Hay que llevar 4 cámaras, 5 sets de luces, 80 y podemos llevar 5, 7, 8 y 9 toneladas de equipo. Ok, y ya no va solo el actor, sino que van 20, 30, 40, 50, 70, 80 y 90 personas. Pero hay que llevar también los cables, hay que llevar las baterías, hay que llevar 20, 30, 40 y 50 y 60 baterías para el dron porque vamos a filmar en el desierto... ¡Oh, my God!

Cuando cambia la lógica, cambia todo.

Para cumplir con estas exigencias la logística se especializa. Una es la logística de perecederos, otra la logística de proyectos, otra la logística de containers, etcétera. La logística, por ejemplo, de equipos médicos, la logística de cine, televisión y shows, conciertos, es hermosamente diferente.

En logística, un avión es un avión, una carretera es una carretera, una caja es una caja. La posición arancelaria de una guana es la posición arancelaria. La declaración de importación es la declaración de importación. Un cereal es un cereal y un barco es un barco.

Pero cuando usted empieza a especializarse, todo cambia.

Y esa es la magia de la logística para industrias audiovisuales. Ahí cabe cine, televisión, arte, pictóricos, culturas, shows, circos.

Y caben, obviamente, cantantes. Que cada vez venden menos discos y apuntan a las plataformas para monetizar. Y lo que les toca es ir a cantar allá a Mendoza, por ejemplo, para sumar otros 500 mil seguidores a la lista de Spotify. Si no, no les sube. Pero van y cantan en Mendoza y la lista de reproducción se dispara y le llegan 300 mil nuevos usuarios por Spotify. Y ahí es que empieza a crecer. Ha cambiado esa lógica.

Y eso es una dicotomía. Ya nadie compra discos. Yo quiero verlo. Antes eran pocas giras y muchos LPs. Ahora eso ya no existe. Es a punta de plataforma y les toca presentarse. Imagínate lo que está generando esto.


¿Qué tendencias identificas en este dinámico y apasionante mercado audiovisual?

¿A qué nos enfrentamos? A unas industrias audiovisuales con ganas de crecer en América Latina. Una oportunidad gigante en América Latina de exportaciones no tradicionales vía servicios que generan además una frugalización de servicios enorme. Porque cuando tú exportas un barril de petróleo, le das empleo a unos cuantos. Ve y mira, por cada dólar petrolero, cuántos empleados hay. Ahora mira, por cada dólar audiovisual, cuántos empleados hay.

Para una serie de un millón de dólares por capítulo en países como los nuestros, tienen que ir a bloquear 80, 90, 50, 60, 80 personas internacionales que viajan, más 200, 300 personas en el país. Hoteles, comida, taxis, de todo, hermano. Cine, choripanes, contrate gente para carritos, para que carguen. No estamos hablando de contratar cirujanos de alto nivel. No, gente. Pueblos, vamos a un pueblo. Consígame todas las camas que haya en el pueblo. Consígame los siete restaurantes, hermano. Necesito 250 comidas, 250 ya para mañana. Necesito 200 manes que ayuden a cargar. Estamos hablando que es un generador de empleo gigante en la industria audiovisual.

Son industrias masivas en generación de empleo.