IMPORT & EXPORT

IMPORT & EXPORT

DETRÁS DE LA ESPUMA: PEKKO Y UNA MIRADA AL MERCADO DE INSUMOS PARA LA CERVEZA ARTESANAL

3 de julio de 2023

Juan Pablo Rodríguez es Gerente General de Pekko, una empresa argentina especializada en importar productos esenciales para la fabricación de la cerveza artesanal. En esta entrevista con Movant Connection Juan Pablo nos brinda detalles y por menores que rodean a esta industria que explotó en Argentina hace unos años y que aún se encuentra en expansión.

¿Qué es Pekko y hace cuánto que están operando?

Yo vengo de varias experiencias del sector cervecero. Arranqué en el 2007 con una maltería que se encuentra en Lavallol. Allí embolsábamos malta, que es uno de los ingredientes principales de la cerveza artesanal. Observamos que había muchas necesidades para conseguir otros ingredientes, como los que hacen a la cerveza roja, negra, etc. Decidimos buscar alternativas, ya que en el país se conseguía muy poco o no de muy buena calidad. De esa manera, empezamos a importar esos insumos. Cando el mercado comenzó a crecer decidí abrir mi propio emprendimiento. Así nace Pekko en 2018 con la idea de acercarnos al público y al productor cervecero. Nuestro punto fuerte es la importación de lúpulos y maltas. La cerveza se hace con 4 ingredientes, agua, levadura, maltas y lúpulos. Dentro del rubro, el lúpulo es como el oro verde, es lo que le da mucho valor, sabor, aroma, etc.


¿Se dieron esas condiciones para que un emprendimiento crezca?

Sí. Mucho antes pasó con el vino y muy pegado a eso comenzó la movida de la cerveza, que tiene mucha tela para cortar aún. Observamos lo que pasa en Estados Unidos, que tiene una movida muy importante con en el tema de la cerveza. De hecho, también nuestras principales importaciones de lúpulos vienen de Estados Unidos y después está como la vieja escuela de Europa, en donde también solemos importar maltas.

En el caso de Argentina hay muy buena calidad, se hacen unos muy buenos productos. De hecho, hace un par de meses fue el mundial de la cerveza en Estados Unidos y hubo premiaciones argentinas, cosa que no pasaba hace mucho. Es un ambiente bastante sano, aunque le falta desarrollarse desde varios aspectos.


¿A cuántos productores abastecen?

Hoy en nuestra base de datos hay 2000 empresas que trabajan de esto. Tenemos mail de más de 3500 contactos, obviamente cada uno con su estructura, con sus diferentes modelos de negocios. Hay zonas que están más saturadas, como Buenos Aires o Mar del Plata, pero hay otras que están en expansión. El share del mercado es chiquito, hay mucha tela para cortar, quizás no esté acompañando la situación del país. En el 2017 fue un boom y ahora estamos en una etapa más de meseta, pero yo creo que va a volver.


¿Y en esta meseta sigue siendo tendencia a crecer o es una meseta de estabilidad?

Hay un poco de todo. Hay proyectos nuevos y grandes que se ven y después hay gente que ya viene de los primeros años y está cansada de las situaciones. Al principio, como era un negocio muy novedoso, algunos manejaban ciertos márgenes, volúmenes y hoy hay más competencia, lo cual es muy difícil proyectar. Nosotros al importar productos tenemos contacto con proveedores del exterior, pero nos cuesta cumplirlos por los mecanismos actuales de la gestión de importación, los tiempos no son los que uno prevé y se hace un poco más cuesta arriba.


¿Compran a demanda o tienen alguna planificación?

Compramos a estimaciones de cómo se va a ir moviendo el mercado. Los lúpulos tienen más de 200 variedades, entonces uno trata de traer las figuritas que más se muevan. Por ejemplo, ahora estamos trabajando con lúpulos de Francia, que es una novedad, el año pasado trajimos de Sudáfrica. Tratamos de diferenciarnos y trabajar con eso.

Con la malta pasa algo similar, hay bastantes tipos de malta. Por lo general, la gran cantidad de granos que se usa en la malta es la cebada, pero también hay trigo, centeno, otros granos que se maltean, pero bueno la gran mayoría se basa en justamente malta. Uno busca la cerveza más oscura, pero para la época de calor se buscan maltas más frescas, básicamente que dan la apariencia de color muy clara a la cerveza.


¿Cuántos ítems gestionan?

Hoy manejamos 140 SKU, de los cuales todos son importados, más de la mitad importados por nosotros y la otra mitad por empresas argentinas.


¿Las novedades surgen de ustedes o reciben algún feedback de los clientes?

Tenemos la suerte de viajar y de visitar las cosechas de lúpulos. En Estados Unidos suelen hacerse entre agosto y septiembre cada año, en Argentina se hace en febrero y marzo. En lúpulos lo que pasa es que para promover o sacar una variedad nueva quizás están haciendo pruebas hasta 10 años.

¿Volúmenes anuales?

Arrancamos en el 2018 con crecimientos y ahora después de la pandemia, por ejemplo, el año pasado hemos hecho alrededor de 50 toneladas de lúpulos. La venta normal se vende de 5 kilos y de malta más de 1000 toneladas en total. Pero bueno son años difíciles de proyectar, de cumplir con contratos, tenemos la suerte que ya conocemos de hace varios años a los proveedores que confían en nosotros y entienden la situación.

¿Cuál es el ranking de los países?

Estados Unidos, nuestro principal fuerte en lúpulos. Trabajamos con maltas de Chile, Bélgica, lúpulos predominantemente de Alemania, Inglaterra, República Checa y después lúpulos de Australia y Nueva Zelanda.